El poder de las etiquetas

El poder de las etiquetas

Etiquetas

Si yo te pregunto: ¿Quién eres? o ¿Cómo eres?

 

¿Qué me dirías?

 

Echa la vista hacia atrás.

 

Eso que piensas de ti, ¿es tu pensamiento o te lo decían otras personas?

 

Las expectativas y creencias de otros sobre nosotros impactan directamente en nuestra vida y en nuestra capacidad, haciendo todo lo posible por demostrar que son ciertas e influyendo en nuestros resultados.

 

Esto se llama Efecto Pigmalión, cuando estas expectativas proceden de otros hacia nosotros o

 

Efecto Galatea, cuando esas expectativas proceden de nosotros hacia nosotros mismos

 

 

Hay etiquetas temporales y otras que duran más en el tiempo. Unas nos ayudan a comprendernos mejor y otras, nos perjudican.

 

 

Te propongo el siguiente ejercicio de dos partes

 

 

 

Parte 1. Pregúntate:

 

-¿Cuáles son las etiquetas que me están acompañando en mi vida y en mi día a día?

– ¿Sé quién me las puso? Y ¿conozco el motivo de ponérmela?

– ¿cuáles me han ayudado y cuáles no?

– ¿siguen siendo útiles?

 

 

Parte 2. Observa cómo te  comportas y si está siendo coherente con esa autoimagen que tienes

 

 

Recuerda que las etiquetas que te definían en el pasado, no lo hacen hoy ni mañana.

 

¿Y si a partir de ahora nos hablamos más amable potenciando lo que realmente somos y queremos ser?

 

Si deseas dar el paso para trabajar las etiquetas y quieres que te acompañe, pregunta por las sesiones 1 a 1. Si prefieres un proceso de Coaching completo, pregúntame, hay muchos servicios diseñados para ti.

 

Con todo mi cariño,

Berta Álvarez

si te gusta comparte madre